• Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

Papel, impacto y servicios de las explotaciones ganaderas europeas

A solicitud de los ministerios franceses de Ecología y Agricultura, así como de la Agencia del Medio Ambiente y de la Gestión de la Energía (ADEME), el INRA llevó a cabo un trabajo de evaluación científica colectiva sobre los sistemas de explotación ganadera europeos y sus productos. A partir de una importante labor de síntesis bibliográfica internacional, dicho trabajo de evaluación analizó el papel que desempeñan, su impacto económico, social y medioambiental, así como los servicios mercantiles y no mercantiles que brindan a la sociedad. Los resultados, que plantean igualmente estrategias de actuación para los distintos sistemas de explotación ganadera, se presentaron y debatieron durante un coloquio celebrado el 30 de noviembre de 2016 en París, con más de 200 participantes.

Élevage. © Inra, DELABY Luc
Nicole Ladet traducido por Andrés Echeverri
Actualización: 13/09/2017
Publicación: 30/11/2016

Diez años después de la publicación del informe de la FAO Livestock’s long shadow,* que hasta la actualidad ha constituido el marco de referencia para los debates sobre la ganadería, ¿cuáles son las aportaciones científicas y los resultados de investigaciones que completan o confirman este punto de vista mundial? ¿Qué conclusiones se pueden sacar para el caso específico de la ganadería en Europa? Actualmente este sector se encuentra en el centro de debates sociales cruciales y es objeto de estudios científicos: el informe de la FAO destacaba su impacto medioambiental, en especial por ser responsable de un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el mundo, aunque esta cifra se ha recalculado desde entonces en un 14,5%. Por otro lado, se cuestiona la proporción de productos animales en la alimentación debido al crecimiento de la demanda mundial y la competencia entre los cultivos destinados a la alimentación humana y los previstos para la alimentación animal. Las recomendaciones nutricionales frente a enfermedades crónicas y los argumentos de los defensores de la causa animal también alimentan los cuestionamientos. No obstante, por lo general los debates tienen una forma fragmentaria y ningún estudio había, hasta ahora, analizado simultáneamente el conjunto de las dimensiones afectadas por la ganadería. El trabajo de evaluación científica colectiva llevado a cabo por el INRA explora el corpus de conocimientos recientes para abordar globalmente la ganadería europea, con sus diferentes papeles, impactos y servicios, así como sus interacciones. El propósito es objetivar los debates y evitar los sesgos heurísticos o metodológicos. Así, por ejemplo, el cálculo de los GEI por «kilo producido» o por «hectárea utilizada» no ofrece el mismo punto de vista y no da los mismos resultados ni la misma jerarquía en los sistemas ganaderos ya que el primer indicador favorece más las regiones con una alta densidad de producción animal, y el segundo, las regiones con una praticultura más importante.

Enfoque de «paquete de servicios»

Paquete de servicios que caracterizan un sistema praticultor. © Inra
Paquete de servicios que caracterizan un sistema praticultor © Inra
Para dar cuenta de todos los efectos de la ganadería, la evaluación científica colectiva considera simultáneamente los mercados, el empleo y el trabajo en la ganadería, el consumo de insumos, el medio ambiente y el clima, los retos sociales y culturales, etc. El análisis de cada una de estas dimensiones y de sus componentes permite establecer un inventario inicial [ver recuadro 2]. La originalidad del proyecto consiste en proponer posteriormente un análisis más global de los servicios, a partir de un estudio por «paquetes de servicios» [véase gráfico] y de la variabilidad de dichos paquetes de servicios según las características clave de las regiones en las que se integra la ganadería. Este enfoque evidencia antagonismos entre ciertos servicios –a menudo entre las dimensiones económica y medioambiental, por ejemplo– y destaca la necesidad de razonar en términos de compromisos. En ciertos casos, el análisis de los paquetes de servicios sirve como punto de partida para enfoques por escenarios que contemplan los impactos sobre el medio ambiente de la reducción del consumo de productos animales, asociada a prácticas más extensivas y a un mejor aprovechamiento de los coproductos en la alimentación animal. A la vez que demuestra el interés de una reducción en este sentido, la evaluación revela que la eliminación completa de la ganadería no permite alcanzar los mayores niveles de servicios medioambientales –sin ganadería, los prados, que desempeñan un papel clave para la biodiversidad y el secuestro de carbono en el suelo, tenderían a desaparecer– lo que demuestra la existencia de un nivel óptimo que incluye una parte de productos animales en el consumo humano.

Distintas estrategias según las regiones

Mapa de los sistemas ganaderos europeos. © Inra
Mapa de los sistemas ganaderos europeos © Inra
Este tipo de enfoque se aplicó a una tipología territorial basada en tres grandes tipos de regiones [véase mapa] y permite contemplar, para cada una, distintas estrategias de actuación. En las regiones con una alta densidad animal y praticultura reducida, que concentran un tercio del ganado europeo y se encuentran principalmente en Dinamarca, Países Bajos, norte de Alemania y oeste de Francia, la gestión de la contaminación generada por la importante concentración de animales y la limitación de los insumos se encuentran en el centro de las preocupaciones locales. Estos sistemas, en su gran mayoría dedicados a la producción de productos de calidad estandarizada y costes optimizados, son muy sensibles a la coyuntura económica, sobre la cual no tienen control alguno. Entre las estrategias de actuación para la avicultura y la porcicultura figuran la mejora de la eficiencia alimentaria, el acondicionamiento de las instalaciones, el nivel de valorización de los animales, la calidad sanitaria de los hatos y el tratamiento de los efluentes. En lo que respecta a los rumiantes, la principal estrategia de actuación consiste en incrementar, cuando sea posible, el apacentamiento para optimizar el papel biológico que desempeñan los prados.

En las regiones praticultoras, la cría de rumiantes es mayoritaria y muy a menudo se asocia a productos con distintivos de calidad, con una contaminación limitada y la ausencia de competencia en el uso del suelo con la alimentación humana. La productividad del pasto determina los niveles de producción y la importancia de la diferenciación de los productos. Es necesario encontrar el equilibrio que permita conservar el buen rendimiento medioambiental sin penalizar el potencial de producción, mediante la gestión de los prados, la organización de los paisajes y de los canales para añadir valor a los productos, en coordinación con los responsables sectoriales y regionales.

En las regiones tanto de cultivo como de ganadería, caracterizadas por una gran variedad de dinámicas, las estrategias de actuación pretenden combinar los beneficios de asociar en una misma parcela el cultivo y la ganadería. Debido a la fuerte competencia entre la ganadería y el desarrollo de los cultivos en estas regiones, las estrategias se articulan en torno a la conservación de la ganadería con diversificación de las rotaciones, desarrollo de la autonomía alimentaria de las explotaciones ganaderas, introducción de rumiantes o aves de corral en huertos, viñedos o arrozales, etc.

En esta fase del análisis, el trabajo de evaluación científica destaca distintas necesidades de investigación: perfeccionar el valor añadido identificado para los distintos servicios con el propósito de mejorar la integración del conjunto de servicios brindados en el análisis por paquetes; conseguir que los paquetes de servicios sean más fácilmente entendidos por los responsables políticos y por todas las partes interesadas que, de este modo, podrían optimizar su aprovechamiento. Por último, perfeccionar el análisis de los efectos de la reducción del consumo de productos animales. Este último aspecto implica mejorar la integración de los comportamientos alimentarios, la calidad de los productos, la nutrición, el impacto en la salud y el funcionamiento de los sectores.

* Livestock long shadow – La larga sombra del ganado, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), publicado en 2006.

Contacto
Contacto científico:

  • Bertrand Dumont UMRH, Clermont-Ferrand
  • Pierre Dupraz UMR Smart-Lereco, Rennes
Delegación de Asesoramiento Científico, Prospectiva y Estudios :
Catherine Donnars

Para descargar

Documentos de la evaluación científica

Cifras clave

Ganadería europea

El trabajo de evaluación científica colectiva considera de manera simultánea los mercados, el empleo y el trabajo en la ganadería, el consumo de insumos, el medio ambiente y el clima, los retos sociales y culturales, etc. El análisis inicial de cada dimensión permitió establecer un primer inventario, del cual se detallan algunos elementos a continuación. Se puede consultar un cuadro más completo y más concreto en la síntesis y un análisis detallado punto por punto figura en el informe.

  • El consumo de productos lácteos, cárnicos y a base de huevos aporta el 60% de las proteínas contenidas en las comidas en Europa, nivel que se ha mantenido estable durante los últimos años.
  • 600 denominaciones de origen (DOP o IGP) en 2015, el incremento de esta cifra demuestra la riqueza del patrimonio alimentario relacionado con los productos de origen animal, y en especial los quesos.
  • Las explotaciones ganaderas europeas representan el 45% de la producción agrícola final en cuanto a valor.
  • Utilizan el 60% de la superficie agrícola útil (SAU) europea, incluyendo 74 millones de hectáreas de prados permanentes. La evaluación de la huella territorial total, que incluye las superficies de apoyo de los productos importados destinados a la alimentación animal, es un reto importante, pero no existe un consenso en este sentido.
  • Emplean a 4 millones de activos, de los cuales el 15% trabaja por cuenta ajena. A esta cifra es necesario añadir 1 millón de trabajadores asalariados de las industrias y los sectores animales.
  • El bienestar animal se introdujo en el derecho europeo en 1990.
  • El 75% de las enfermedades infecciosas humanas son de origen zoonótico.
  • Las explotaciones ganaderas representan una fuente importante de contaminantes para el aire, el agua y el suelo, pero favorecen la fertilidad de los suelos y la biodiversidad, gracias al papel que desempeñan los prados permanentes.

Evaluación científica

En este trabajo de evaluación científica coordinado por el INRA participaron 27 expertos del Instituto y otros organismos de investigación de Francia y el extranjero, así como de escuelas superiores de agronomía y universidades. El corpus estudiado está formado por unas 2.500 referencias bibliográficas.